El Gobierno de Estados Unidos se porta como el de Mubarak

El Partido Frente Grande manifiesta la más plena solidaridad con el gobierno nacional en su justa acción de control y retención de las cargas de armas y drogas que intentó introducir el gobierno de los Estados Unidos en el país.
Con la actitud arrogante que utilizara en el pasado y en el presente en muchas ocasiones contra nuestro país y otras naciones del mundo, el gobierno del presidente Obama cree en el “doble standard”, que es una de las características clásicas de una anacrónica actitud imperial.

El gobierno argentino ha procedido con plena corrección al aplicar las leyes que son expresión de su soberanía y el gobierno norteamericano ha reaccionado con la tozudez típica del caído Mubarak, el tirano al que apoyaron y consolidaron durante décadas para imponer su política en Oriente Próximo.

En cumplimiento de las leyes norteamericanas un funcionario extranjero – y no digamos un simple turista – puede ser controlado, desnudado e interrogado con prepotencia por los funcionarios del Norte. Y parece “extraordinario”, sin embargo, que un gobierno aplique una elemental acción de control acerca de los elementos de una misión que se dice cooperativa con el país que la recibe.

La vieja imagen del marine que desembarca en una playa latinoamericana se muta ahora por la patética de otro marine sentado sobre una caja militar.

El Frente Grande apoya la firme posición del gobierno argentino en el caso y respalda su rechazo a los cursos en academias policiales bajo inspiración del caduco panamericanismo.

La política de seguridad que ha emprendido el Gobierno Nacional tiene en el marco de la UNASUR el espacio libre de cooperación que corresponde a su soberanía, a su vocación democrática y a su latinoamericanismo.

Pero en este episodio resulta más patético el vergonzoso comportamiento de la oposición de derecha y centro derecha que parece hablar como si lo hiciera desde la tribuna y los intereses del Capitolio y de los Estados Unidos y no desde partidos políticos argentinos. Esta oposición ha sido acompañada por el coro de medios de comunicación que, sencillamente, hablan desde el punto de vista de la potencia dominante. Estos medios y ésta oposición hacen de actualidad la vieja palabra “cipayo”.

Eduardo Sigal (Presidente del Frente Grande)

Adriana Puiggrós (Vicepresidenta Primera)

© 2019 Partido Frente Grande - Suscripción a Noticias (RSS) - Suscripción a Comentarios (RSS)
Realizado por Código Innova