octubre 6, 2016 Categoria: Declaraciones, El partido

Diez meses de Macri, años de retroceso para el pueblo argentino

Desde la asunción del gobierno de cambiemos, las medidas antipopulares comenzaron a caer sobre los argentinos una tras otra: devaluación, despidos a mansalva, aumento exorbitante de precios, tarifazos confiscatorios, con una brutal caída del salario real como consecuencia.

Siguieron las leyes modificadas por decretos de necesidad y urgencia; las intentonas de nombrar a jueces de la Corte Suprema sin pasar por el Congreso; el permanente cercenamiento a las libertades públicas, cuyo más fiel expresión es la ilegítima encarcelación de Milagro Sala y demás presos políticos populares en Jujuy, junto a la represión y amedrentamiento a la lucha reclamos populares; la quita de retenciones para favorecer a los grupos concentrados del capital agropecuario -desfinanciando al tesoro público-: el pago a los fondos buitres para poder endeudarse de nuevo; los tarifazos brutales en los servicios públicos; entre las medidas más significativas.

Desde que asumieron, en diciembre del año pasado generaron una profunda crisis que es sólo de su responsabilidad: el endeudamiento externo ha pasado de ser prácticamente irrelevante a crecer en cifras alarmantes -se calcula que puede llegar al cincuenta por ciento del PBI para fines del año próximo-; los índices de desocupación, subocupación y precariedad laboral han crecido en proporciones que no se veían desde el año 2002; la pobreza, que había bajado desde casi un sesenta por ciento en 2003 a cerca de un 23 por ciento a fines del 2015 (utilizando la misma metodología aplicada por el INDEC para medir pobreza en la última medición de este año), subió a un casi 33 por ciento, es decir, un diez por ciento de aumento o un millón y medio de personas que se volvieron pobres en sólo diez meses.

Por si esto no fuera suficiente, el vergonzoso apoyo al golpismo descarado de Temer en Brasil, se transforma en el accionar comúnde ambos gobiernos neoliberales, para poner en discusión el Mercosur que tanto esfuerzo llevó construir. 

Peor todavía, la colonizada posición que asume su gobierno frente a Estados Unidos y al Reino Unido (¡y hasta con el decadente rey abdicado español!), lleva a una derrota diplomática frente a los ingleses en el conflicto por Malvinas, con un vergonzoso acuerdo firmado entre gallos y medianoche y que no pueden explicar en qué beneficiaría a la República Argentina.

Pobreza, hambre, desocupación, aumento de la inseguridad,tarifazos, caída del salario real, auguran un mal año electoral en el 2017 para Cambiemos. Por eso, sus estrategas están pensando en hacer trampa de modo sofisticado: imponer el voto electrónico, que no permite los controles adecuados para garantizar la transparencia. Como han dicho varios especialistas, en materia de voto electrónico si es seguro no es secreto y si es secreto no es seguro. Ante esta situación, hay que insistir en un firme rechazo a cualquier iniciativa trasnochada, que no sea suficientemente debatida y que no tenga todos los controles necesarios para garantizar que el voto siga siendo universal y secreto y, sobre todo,sin manipulaciones de ningún tipo.

No nos oponemos a la instrumentación de sistemas más modernos y eficaces para las elecciones: sólo no queremos trampas ni fraude orquestado electrónicamente.

El Partido Frente Grande se compromete, como siempre, a construir en común con todos aquellos que entiendan la necesidad de conformar una fuerza política y social que articule los intereses de las mayorías populares.

Partido Frente Grande
DIRECCIÓN NACIONAL

© 2019 Partido Frente Grande - Suscripción a Noticias (RSS) - Suscripción a Comentarios (RSS)
Realizado por Código Innova