enero 26, 2017 Categoria: Sin categoría

Para Loggio la grieta arranca con Dorrego

El secretario de Comercio y dirigente del Frente Grande llamó a “reconstruir el proyecto nacional” en un documento en el que analiza la era Macri – Trump. Insinúa una autocrítica. Aquí, textual, la opinión de Loggio enviada a Página Política.

Loggio

Reconstruir el proyecto nacional

“Desde los medios hegemónicos se instaló, como responsabilidad de nuestro gobierno nacional (2003-2015), la existencia de la grieta en la sociedad Argentina. Nada más alejado de la realidad. Porque si bien existen dos modelos, dos visiones de país, ello tiene su origen en los albores de la patria.

“Efectivamente, y como lo permite la subjetividad de las ciencias sociales, yo pondría el inicio de la grieta en el asesinato de Dorrego en manos de Lavalle y los unitarios. Desde entonces, y para siempre, ha habido dos proyectos en pugna. Federales y Unitarios, Conservadores e Irigoyenistas, Liberales y Peronistas, y a partir de la dictadura del 76 Neoliberales y el Frente Popular (o como queramos llamarlo, siempre con eje en el Peronismo).

“Las mayorías populares, desde la sanción de la ley Sáenz Peña, han ganado las elecciones, cuando estas fueron sin fraude o proscripciones, con acierto y errores, sin embargo, en el 2015, se produce el hecho inédito de que los sectores dominantes exponen a un candidato propio, y acceden al gobierno con el voto de las mayorías.

“Desde la revolución industrial en adelante, se generaron debates económicos que sentaron las bases de las formas de producción y los sistemas políticos que organizaron a las sociedades modernas. Dos grandes obras de economía expresan esa acumulación. En 1776, Adam Smith escribió “La riqueza de las Naciones”, dando origen al liberalismo, y en 1867, Carlos Marx edita “El Capital, critica a la Economía Política”, donde define el
concepto de plusvalía y la explotación de los obreros por la burguesía.

“Las grandes luchas obreras fueron pariendo avances gremiales, sociales y políticos, que empiezan a tener expresiones de poder a fines del siglo XIX en Europa.

“Mientras en el viejo continente nace el Estado de Bienestar, en nuestro centenario de 1910, los dueños de las tierras festejaban la Argentina Granero del Mundo, con una minoría enriquecida y las masas populares en la más absoluta de las pobrezas.

“En 1936, John Maynard Keynes escribe la “Teoría general del empleo, el interés y el dinero”, equidistante de Smith y Marx, y dando sustento a la idea de un estado presente en el desarrollo de la economía.

“Recién con la llegada de Perón en el 45, llega a la Argentina el estado de bienestar, y es conocidos por todos quienes se interesan por la historia y la política, las conquistas sociales, políticas y económicas adquiridas por el pueblo y que empoderaron para siempre a los trabajadores.

“Y es en este período histórico donde los bloques dominantes (financieros, terratenientes, industriales) plantean el enfrentamiento con el estado gobernado por un proyecto popular. La distribución de la renta nacional de manera más equitativa es la razón principal del intento destituyente primero y del golpe de estado del 55.

“Sin embargo las bases de ese país industrial perduraron hasta 1976, cuando el golpe, otra vez de los mismos sectores económicos, y con el instrumento de las FFAA, inician el desmantelamiento del estado de bienestar, la destrucción de la industria nacional y ponen en marcha un sistema de acumulación financiera y de una brutal transferencia de los estratos más bajos de la sociedad hacia los más altos.

“Luego de la crisis del neoliberalismo, donde los poderes dominantes utilizan a los partidos populares para ejecutar sus recetas económicas (Menem-De la Rua), y el pueblo sale a las calles a pelear por su dignidad, se reencuentra la política popular con un liderazgo nuevo pero con las ideas de siempre: el estado al servicio de las mayorías.

“Sería ocioso enumerar obras, conquistas políticas, sociales, reivindicaciones obreras, educativas, científicas, culturales, solo decir que en los doce años de nuestro gobierno se invirtieron en obra pública 107.000 millones de dólares y desendeudamos el país, que al llegar Kirchner tenía una deuda del 160 % de nuestro PBI.

“Sobre ese país de record histórico de obra pública y desendeudamiento, el poder dominante relata “se robaron todo” (CFK ha planteado, reiteradamente, que se audite internacionalmente las licitaciones y las ejecuciones de obras, pero claro, para el poder dominante es preferible la denuncia mediatica antes que los datos concretos), utiliza el más impresionante aparato de dominación comunicacional, y del estado, para generar odio y tratar de convencer que la calidad de vida conquistada era una ficción populista, que en definitiva el pueblo trabajador no se merece.

“Las ideas dominantes en economía, desde diciembre de 2015, son las recetas de siempre: llegarán las inversiones, la economía crecerá, y luego derramara hacia abajo, una falacia. Porque no es una discusión teórica, es la vida misma, es nuestra experiencia como país, puesta negro sobre blanco a partir de 1946.

“Sin un estado defendiendo los intereses populares, sin cuidado de la industria nacional, sin resguardo de las pymes, sin distribución equitativa de la riqueza, no hay lugar para 42.000.000 millones de habitantes.

“Desde el centro del poder vienen señales inequívocas, el brexit en Gran Bretaña, Donald Trump en EEUU, dan cuenta que el imperio está cerrando su economía, terminar con los controles que permiten desarrollar nuestra industria es suicida.

“En la etapa de nuestro gobierno nacional cometimos errores, políticos y económicos, tuvimos funcionarios corruptos como Jaime y Lopez, pero, como dijera el maestro Aldo Ferrer, no es lo mismo tener algún funcionario corrupto que ser un gobierno corrupto.

“Tenemos que autocriticarnos para ser mejores, pero, y fundamentalmente, tenemos que recrear una fuerza política nacional que frene el desguace del estado, cuide los logros de la década ganada, y proponga lo que falta para lograr mejorar la calidad de vida de las mayorías populares, y para ello, en Entre Rios, tenemos que unirnos quienes coincidimos con los grandes ejes planteados, y bajo el liderazgo ético y político de Gustavo Bordet, ponernos a trabajar para aportar a la recuperación del gobierno nacional y reiniciar el camino del proyecto nacional y popular”.

FUENTE: PÁGINA POLÍTICA.COM

© 2017 Partido Frente Grande - Suscripción a Noticias (RSS) - Suscripción a Comentarios (RSS)
Realizado por Código Innova